Statement

vanessa negret.

Como resultado de mis investigaciones y la continua práctica con diferentes técnicas, el trabajo que he venido desarrollando en el campo de las Artes Visuales me ha permitido producir una nueva forma de ver y de generar nuevas imágenes; esto me ha dado la posibilidad para explorar otras alternativas, como la discontinuidad, la irrupción, la dislocación y la malformación, como formas de lo que podría ser el dibujo y la representación de la figura humana.

El arte y la ciencia se vinculan íntimamente a través de la noción de cuerpo y todos los intereses implícitos, que de este se desprenden, entre ellos, la representación de la enfermedad y el cuerpo afectado por esta.
En el campo de las artes visuales, mi práctica se relaciona directamente con el hecho de trabajar y generar nuevos cuerpos o imágenes que brinden posibilidades, para explorar nociones como la discontinuidad, la irrupción , la dislocación y la malformación, como formas alternas de lo que debería ser la línea y la figura humana, cuya forma está predeterminada desde el comienzo de los tiempos junto a: medidas, proporciones, cánones y calificativos específicos para hacer de ciertos cuerpos, algo aceptable y normal. De ahí que la monstruosidad y las múltiples enunciaciones en las que esta se ve enmarcada en relación a las nociones de representación, de otredad y de individualidad, sean la forma de aproximación y el intento –desde mi práctica artística- por indagar en torno a otros tópicos como la deformidad y lo diferente, asimilado desde la teratología, la anatomía y la historia del circo, los cuales han sido el eje de todo un mecanismo de producción e investigación, en el que he convertido mi proceso creativo.
El interés por abordarlo, desde medios bidimensionales, como la gráfica y el dibujo, llegando a veces, a la exploración y generación de objetos, radica en el hecho, de que, empiezan a generarse facetas en los mismos cuerpos, en los cuales lo primordial ya no es destacar su fenotipo, sino la amplitud del tema, su inmersión en el contexto y las posibilidades que un tópico como lo diferente y alterno a la norma, generan. Viéndolo desde este punto, vale la pena enunciar por qué desde cada faceta de producción, se genera un intento por entender lo monstruoso, más allá de una asimilación en torno al estigma, en la que se destaca simplemente un tipo de animalidad que se denomina deforme y que al parecer raya en lo bizarro, demoniaco, lisiado, grotesco y alienado, que por ser algo ajeno a “nuestra normalidad”, se ve relegado a un tipo de alusión hacia lo sórdido e incomprensible y cómo esto está implícito en una serie de reflexiones que en la actualidad se vinculan a la relación, enunciación y aceptación del otro, como sujeto diferente.